fbpx

Grábate mientras entrenas y mejora tu técnica

 

Para ser más eficaz en el agua y mejorar tu técnica de natación, las tecnologías de hoy pueden ayudarte y mucho.

Los equipos electrónicos y biomecánicos que te permiten grabar tus movimientos en la piscina te ayudarán a visualizar cualitativa y cuantitativamente la manera cómo realizas tu actividad deportiva en cada entrenamiento.

Grabarte mientras entrenas será algo que sin duda disfrutarás. Te ayudará a mejorar cada brazada y te dará una perspectiva diferente para optimizar la técnica de estilos y tu velocidad.

 

Uso de las cámaras de vídeo en natación

 

Para obtener buenos planos de tu técnica al nadar necesitas establecer referencias específicas y fijas, dentro y fuera de la piscina, a fin de lograr la mayor información posible de las cámaras.

Si bien hay equipos de vídeo y software de informática muy avanzados técnicamente para estudiar con precisión matemática cada uno de tus movimientos mientras nadas, existen maneras de hacerlo con equipos menos costosos.

Hacerlo de manera casera, sin perder el aspecto profesional de la grabación deportiva tiene sus trucos y de ellos te hablaremos.

Claves para grabaciones de calidad

 

Primero necesitas cámaras de video o de fotografías que te den imágenes nítidas desde diferentes posiciones y ángulos, dentro y fuera del agua.

En las tiendas deportivas y en Internet hay cámaras sumergibles de todos los precios, sin carcasas ni adiciones complicados.

 

Lo siguiente es realizar un Estudio Biomecánico apropiado de tu técnica al nadar.


Para ello debes:

 

  • Tener permiso para grabar en la piscina donde entrenas.

 

  • Lo ideal es usar dos cámaras, una sumergible y otra para grabarte desde arriba.

 

  • Necesitas al menos dos calles consecutivas laterales (calles 1 y 2) para las tomas. Debes retirar la corchera que las separa.

 

  • Busca una silla para planos desde arriba y batería suficiente para la cámara.

 

  • No grabes sin luz suficiente.

 

Ahora, debes hacer esto:

 

  • Grábate nadando por la parte central de la calle 2. Recorre 100mts a velocidad media. De ellos, 50mts deben ser con respiración unilateral y otros 50mts respirando bilateralmente, cada tres brazadas.

 

  • Busca después hacer las brazadas y los mismos movimientos lo más cerca posible a la corchera del carril 2-3.

 

  • Pide que te graben desde un plano frontal, puede ser desde el poyete o una silla. Es importante que se observe la línea del piso de la piscina y que vayas por el centro.

 

  • Grábate lateralmente, desde la silla o una parte elevada, mientras nadas por la calle 2, sin corchera de separación con la calle 1.

¿Qué datos te aportarán estas imágenes?

 

Fíjate si mantienes o no una misma línea recta al nadar y cómo giran el hombro y la cadera.

También, si mantienes la misma técnica en los dos brazos, cómo mueves tus piernas, su ritmo y cómo entras al agua. Observa si al lanzarte lo haces de manera alineada con las manos y hombros, abiertos o cerrados.

Las tomas laterales deben ayudarte con tu flotabilidad, si se observa el bañador, cuál es la posición de tu cabeza y cómo respiras. También, cómo mueves tus brazos, la entrada y salida de cada mano y la posición del codo.


  • Revisa la información, muéstresela a tu entrenador y grábate para ver tus avances y hacer los ajustes necesarios.