fbpx

Accidentes por inhalación de cloro por encima de los niveles de tolerancia

El cloro es un componente químico que se utiliza en las piscinas para mantenerlas limpias, evitando la proliferación de hongos y bacterias gracias a sus propiedades antisépticas, por esta razón al ser un elemento químico usualmente ocurren accidentes por inhalación de cloro no deseados.

El nivel de cloro adecuado y estandarizado que debería haber en las piscinas es de 0,5 a 1,5 miligramos por cada litro de agua, una variación muy grande de esta puede provocar que ocurran accidentes por inhalación de cloro en las personas que se encuentran expuestas a él.

La intoxicación por cloro puede darse por la ingesta o por la inhalación de este químico, el cual reacciona con las diferentes sustancias del organismo, alterando su composición.

Las personas que suelen frecuentar piscinas, así como también el personal de estas, se ven expuestos a una gran cantidad de toxicidad de cloro por la inhalación de este químico por las vías respiratorias. Este cloro es llamado “cloro ambiental”.

Algunas de las causas de los altos niveles de cloro ambiental son: fallos en la cloración automática de las piscinas, negligencia del personal, escasa ventilación, gran cantidad de personas y actividades que sacuden extremadamente el agua.

H2 ¿Qué provoca en las personas la intoxicación por inhalación de cloro?

 

Los accidentes por inhalación de cloro ocurren de forma involuntaria y llevan consigo grandes consecuencias si el nivel y tiempo de exposición al cloro es elevado.

La intoxicación por cloro puede provocar lesiones pulmonares severas, aparición del síndrome de dificultad de respiración aguda y en muy pocos casos, pero no menos importante, la muerte.

H3 Síntomas de intoxicación por inhalación de cloro

 

Dificultad para respirar.

Tos aguda.

Disnea.

Inflamación de la garganta.

Inflamación e infección pulmonar.

Edema pulmonar.

Hipoxemia.

H2 ¿Qué hacer en caso de un accidente por inhalación de cloro?

 

Bañarse con abundante agua y un jabón neutro durante por lo menos 15 minutos para retirar el exceso de cloro que puede haber quedado en la piel.

Tomar grandes cantidades de agua y retirarse hacia un lugar donde pueda respirar abundante aire fresco.

Si presenta tos, nauseas o dificultad para respirar lo mejor es que acudas inmediatamente a una sala de emergencias para que te examine un médico.

Evita a toda costa la automedicación, recuerda que el cloro es un químico y suele reaccionar.

Los accidentes por inhalación de cloro pueden dejar secuelas a lo largo de la vida, provocando asma, fibrosis pulmonar, hiperplasia mucosa y otros numerosos inconvenientes de las vías respiratorias.

Se debe tomar en cuenta que el daño oxidativo en las vías respiratorias no siempre aparecerá de manera inmediata, puede tardar algunos días en aparecer.

De la misma forma, la intoxicación por cloro siempre debe ser diagnosticada por un médico y comprobada por análisis de laboratorio.

H2 Accidentes testificados por la intoxicación de cloro

 

En el año 1992 en España, una niña murió a causa de asfixia por inhalación de cloro y otros 11 niños presentaron intoxicación severa.

 

En las piscinas municipales es donde se han dado el mayor número de intoxicaciones entre los años 2008 y 2012, se han testificado 41 accidentes con alrededor de 428 víctimas, siendo una de ellas mortal.

Los accidentes por inhalación de cloro son una realidad y cada vez hay más afectados en los últimos años, por esta razón es imprescindible tomar las precauciones pertinentes para evitar que sucedan.

La intoxicación por cloro es un peligro real, algunas de las medidas preventivas que se pueden tomar son: evitar exponerse un largo tiempo a instalaciones acuáticas con grandes cantidades de personas y retirarse con abundante agua y jabón el agua de la piscina.