fbpx

Ejercicios anaeróbicos y aeróbicos: ¿Cuál tiene mejores beneficios?

¿Quieres perder peso y no sabes qué ejercicio, anaeróbico o aeróbico deja mejores resultados? Debes saber qué una combinación de ambos es lo mejor para tu estado físico y tu salud en general.

A través de nuestro contenido te contamos los beneficios que te ofrece cada uno. Además, tenemos algunos ejemplos de ejercicios anaeróbicos y aeróbicos que puedes realizar.

Aprende en qué consisten los ejercicios anaeróbicos

Los ejercicios anaeróbicos son aquellos que implican mucho esfuerzo, durante un lapso de tiempo corto. Es decir, una rutina de ejercicios anaeróbicos consiste en hacer actividades de alta intensidad, por ejemplo, abdominales o levantamiento de pesas.

Cuando entrenamos con este tipo de ejercicios, nuestros músculos desarrollan más resistencia y el rendimiento se potencia. Es el entrenamiento indicado para ganar masa muscular y desarrollar potencia.

Anaeróbico significa sin oxígeno. Tiene referencia con lo que ocurre en los músculos cuando realizamos este tipo de ejercicios, básicamente un intercambio de energía sin oxígeno.

Si quieres perder peso, no es recomendable que realices rutinas basadas en ejercicios anaeróbicos. Estos usan las reservas de energía de nuestro organismo, por ejemplo, la glucosa, en lugar de usar los ácidos grasos que sí requieren de oxígeno para ser asimilados.

Pero, recuerda que los ejercicios anaeróbicos aumentan la masa muscular y los músculos requieren energía, por lo tanto, el gasto energético hará que tu organismo recurra a la reserva de ácidos grasos.

¿Cómo debe ser un entrenamiento anaeróbico?

Prepararte para aumentar tus músculos y ganar en resistencia con un entrenamiento anaeróbico. Principalmente no debes olvidar un calentamiento previo y el estiramiento para que disminuyas las posibilidades de sufrir lesiones.

Los principiantes deben tener claro que se trata de ejercicios que se deben practicar progresivamente. Además, es recomendable incluir en la rutina de entrenamiento algunos ejercicios aeróbicos.

Si caminas, puedes hacer intervalos de carrera de entre 10 y 60 segundos, para seguir con un periodo de recuperación más prolongado.

¿Qué beneficios tienen los ejercicios anaeróbicos?

En esta parte de nuestro contenido queremos desvelarte los beneficios de los ejercicios anaeróbicos. ¿Qué pasa con tu salud si los practicas?

  • Tus músculos crecen y se fortalecen
  • Tu capacidad de resistencia se potencia
  •  Este tipo de ejercicios hace trabajar tu corazón, así como el sistema circulatorio. Además, la cantidad de oxígeno que pueden consumir durante tu rutina se incrementa, optimizando tu estado cardiorrespiratorio.
  •  Una rutina de ejercicios anaeróbicos te ayuda a controlar tu peso y disminuye la grasa acumulada y localizada.

Toma en cuenta estos tips para practicar ejercicios anaeróbicos

  •   Los principiantes deben iniciar con una rutina de ejercicios aeróbicos de baja intensidad. La idea es que ganes resistencia y tu estado físico sea el acorde para enfrentar los ejercicios anaeróbicos.

Este consejo aplica también para las personas con sobrepeso.

  •  Antes de iniciar una rutina de ejercicios anaeróbicos te recomiendo chequearte con un médico. Recuerda que son actividades de alta intensidad.
  • Si estás embarazada evita hacer ejercicios anaeróbicos.
  •  El precalentamiento es vital antes de iniciar tu rutina con este tipo de ejercicios.
  •  Al finalizar tu rutina también debes dedicar unos minutos a estirar tus músculos y relajarlos. Así se evitan las lesiones.

¿Para qué sirven los ejercicios aeróbicos?

Correr, nadar, montar bicicleta son ejercicios aeróbicos. Este tipo de entrenamiento se basa en el desarrollo de actividades físicas que impliquen menos intensidad, pero a diferencia de los anaeróbicos, se realizan por períodos más prolongados de tiempo.

El objetivo básico de este tipo de ejercicios es ganar resistencia. La energía que requieres para realizar los aeróbicos, la obtienen quemando carbohidratos y grasas por lo que necesitas oxígeno.

Al utilizar mucho oxígeno, aumenta tu capacidad pulmonar lo que supone un significativo beneficio para tu salud cardiovascular.

Diferencias entre ejercicios anaeróbicos y aeróbicos

La diferencia que existe entre los ejercicios anaeróbicos y los aeróbicos es que estos últimos no aumenta tu masa muscular.

Es importante que sepas que la intensidad de los ejercicios aeróbicos se calcula por las pulsaciones cardiacas por minuto.  Para realizar el cálculo se toma en cuenta un valor constante de NPM, que para los hombres es de 220 y para las mujeres es de 210.

A ese valor se le resta tu edad y obtienes el resultado. Pongamos el ejemplo de una mujer de 42 años de edad. Sustituimos valores y tenemos que:

(NPM=210-edad) 210-43= 167

Según estos parámetros, el ejercicio aeróbico es suave si logra entre 55 y 60% de NPM, se considera moderado si oscila entre 60% -75% es fuerte si está entre un 75% y 85% de NPM.

Si el número de pulsaciones por minutos sobrepasa el 85% el ejercicio se considera más anaeróbico que aeróbico. Tendrás más beneficios en general si realizas actividades aeróbicas moderadas.

Descubre los beneficios de hacer ejercicios aeróbicos

Si prefieres los ejercicios aeróbicos, estos son los beneficios que puedes lograr con su práctica:

  • Son los indicados si quieres bajar de peso y disminuir la grasa corporal. La grasa en tu cuerpo es la principal fuente de energía de este tipo de ejercicios, así que son los recomendados para personas con sobrepeso.
  •  Los ejercicios aeróbicos definen músculos. Primero elimina la grasa para bajar de peso y luego practica de forma moderada actividades aeróbicas para mejorar tu figura.
  • Tu función cardiovascular mejora y se optimiza tu capacidad pulmonar.
  •  Mejora la circulación sanguínea, además, la oxigenación de tu organismo. Esto supone un incremento de tu fortaleza.
  • Aunque no lo creas, los ejercicios aeróbicos influyen positivamente sobre tu estado de ánimo. Un cuerpo libre de grasa y bien tonificado, sin duda aumentará tu autoestima.
  • Cuando te ejercitas tu cuerpo libera endorfinas, la proteína que se asocia al placer. Es decir, te sentirás bien en todos los sentidos.
  • Las actividades aeróbicas elevan los niveles de absorción de calcio. Esto significa que tus huesos se fortalecen y disminuye el riesgo de fracturas óseas.
  •  La presión arterial también se beneficia con la práctica de ejercicios aeróbicos. Además, están indicados para minimizar los índices de colesterol LDL, conocido como el colesterol malo.
  • También se genera el aumento del colesterol HDL o colesterol bueno. Se minimiza el riesgo de sufrir un infarto si eres activo practicando este tipo de ejercicios.

Ejercicios aeróbicos para quemar grasa y bajar de peso, pero si quieres aumentar tu masa muscular y ganar fuerza entonces lo mejor para ti son los ejercicios anaeróbicos.


¿Qué es el ritmo cardiaco y cómo medirlo?

Ejercicio Aeróbico

Ejercicio Anaeróbico