fbpx

Afecciones cardíacas por covid-19: la preocupación de los entrenadores

Los estudios realizados para saber con certeza las secuelas que podría dejar el nuevo coronavirus, siguen avanzando. Las afecciones cardíacas por covid-19, son unas de las preocupaciones que más les importa a los especialistas y a los deportistas.

Volver a realizar ejercicios post covid, podría llegar a ser una tarea inquietante para muchas personas. Estudios realizados en todo el mundo, afirman que un gran porcentaje de sobrevivientes por covid-19, presentan algún tipo de complicación cardíaca.

El mayor inconveniente es que, esta secuela cardiovascular no presenta ningún síntoma y solo es notorio cuando se le exige al cuerpo un trabajo físico extenuante.

¿Por qué el covid-19 podría generar afecciones cardíacas?

Según un reciente artículo publicado por la BBC, los estudios indican que el covid-19, no afecta nada más al sistema respiratorio. Se ha comprobado que el virus tiene varias repercusiones para el organismo entero, incluso en personas que no hayan presentado síntomas graves.

Hasta ahora, los estudios indican que el covid-19, tiene dos formas de atacar al sistema circulatorio. La primera es una acción directa, en la cual el virus tiene la capacidad de alojarse en la musculatura del corazón y causar daños en las células del órgano.

La acción indirecta, viene dada por el gran esfuerzo que realiza el sistema inmunológico para combatir el virus, muchas veces inflamando gravemente diferentes órganos del cuerpo, afectando así el funcionamiento normal.

Las afecciones cardíacas por covid-19 más comunes son: miocarditis, insuficiencia cardíaca, arritmias y trastornos de coagulación.

¿Cómo volver hacer ejercicios post covid?

Marcelo Leitão, ex presidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, y colaborador de una guía de información para volver hacer ejercicios post covid, recomienda hacerse una evaluación médica con un cardiólogo.

La guía, insta a que todas las personas que hayan sobrevivido al covid-19, se hagan un electrocardiograma para medir la actividad eléctrica del corazón.

Para los deportistas y personas con afecciones cardíacas preexistentes, se aconseja hacer estudios más extensos. La guía refleja una serie de pruebas que son sumamente importantes, entre las cuales están: dosificación en sangre de troponina, prueba de esfuerzo, la prueba holter y una resonancia magnética.

Si las pruebas fueron satisfactorias, los expertos sugieren dosificar el ejercicio de manera progresiva, en función al estilo de vida, con la finalidad de que la actividad física no represente un riesgo.

Igualmente, la guía recomienda hacer una reevaluación cardíaca tres meses después de haber iniciado el ejercicio.

¡Cuida tu corazón!