fbpx

Biografía de Pieter van den Hoogenband

¿Conoces al nadador apodado el “holandés volador”?

Su nombre es Pieter van den Hoogeband, quien vivió su mejor momento antes de las olimpiadas de Beijing de 2008. Esta gloria de la natación logró 7 medallas olímpicas, tres de las cuales fueron de oro durante las Olimpiadas de Sydney 2000 y Atenas 2004. Alcanzó además nueve podios mundiales y 17 títulos en Europa.

¿Quién es Pieter van den Hoogenband?
Pieter Cornelis Martijn van den Hoogenband nació el 14 de marzo de 1978 en Maastricht, una ciudad universitaria al sur de los Países Bajos.


Hoogenband comenzó a ganar fama mundial a los 19 años cuando llegó a la cuarta posición en las Olimpiadas de Atenas de 1996, en 100 y 200 libre. En Sydney 2000 alcanzó su primera dorada en los 100 libre en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Hay quienes le atribuyeron su velocidad a una rara concavidad que el atleta tiene en su esternón y que le había valido ciertas burlas de compañeros y oponentes que lo llamaban “pecho pollo”.


Este hundimiento, al parecer, mejoraba su desplazamiento en el agua. De niño había querido ser futbolista y llegó a odiar la natación, quizás por esta condición.

Logros del “holandés volador”
Después de equilibrar el deporte y los estudios, van den Hoogenband regresó a la competencia mundial en 1999, donde se alzó como ganador europeo en los 50 y 100 libres, destronando a Alexander Popov.
Un año después, brilló en Sidney 2000. También conocido como “Pieter Pieter”, en esta justa olímpica fue el primer nadador en bajar la marca a los 48 segundos en los 100 libre. Su puntuación fue de 47.84 en las semifinales en Australia.

Alcanzó la presea dorada en los 200 libre en una final de vértigo frente a Ian Thorpe. Mantuvo el récord del mundo en los 150 metros, con el mismo tiempo que hizo Thorpe: 1:18.21. También logró bronce en relevo de 4×200 libre y 50 libre. Mientras que en Atenas 2004 se bañó de oro en los 100 libre y plata en los 200 m.

Pekín y el retiro
En las Olimpiadas de Beijing de 2008, el nadador no logró posicionarse en el podio olímpico. Alcanzó el quinto lugar, pese a que en la semifinal de 100 libre batió el récord nacional con 47.68, mejorando su logro de 8 años atrás.


En 2009, Pieter se retiró como competidor de élite. Lo hizo con 30 años y luego de una vida plena de éxitos y fama. “Hay una nueva generación y ha llegado el momento de retirarse. Esta ha sido mi última carrera”, comentó después de su actuación en Beijing.
Actualmente, ayuda a otros nadadores a optimizar sus tiempos como uno de los mejores atletas de Holanda.

Comparte su vida con la ex nadadora Minouche Smit, con quien tiene una hija (Daphne), nacida en 2007.