fbpx

La Anguila Moussambani

Eric Moussambani, también conocido como “La Anguila Moussambani” es un nadador reconocido en los Juegos Olímpicos por su poca experiencia pero gran valentía el día de la competencia. Nació el 31 de mayo de 1978 en Malabo, Guinea Ecuatorial.

En la actualidad Eric es una figura importante en la natación de todo el continente africano. Gracias a su influencia en su propio país se han creado varias piscinas y se comenzó con un programa de aprendizaje para todas las edades.

Su tiempo registrado en la prueba de las olimpiadas es uno de los más fáciles de superar y se encuentra muy lejos de una medalla, sin embargo, para su país significó el inicio de muchas oportunidades más.

Moussambani un participante de las olimpiadas que no sabía nadar

A pesar de que Eric Moussambani participó en los Juegos Olímpicos de Sidney en el 2000, el joven no dominaba la técnica de la natación. Aprendió por su cuenta a flotar y a dar bruscas brazadas para desplazarse.

Fue seleccionado como participante olímpico ocho meses antes del evento y se le permitió nadar en la única piscina de la ciudad, que estaba en un hotel de lujo. Su práctica comenzaba a las 5:00 am y finalizaba a las 6:00 am debido a que se abría a los huéspedes y él no debía incomodar.

Esta fue la única formación que recibió Moussambani antes de la competición y si bien no sabía muy bien qué iba a hacer cuando llegase la gran fecha entrenaba y hacía lo mejor que podía en el ajustado horario que le ofrecieron.

¿Cómo llegó Eric Moussambani a los juegos olímpicos?

El Comité Olímpico Internacional ofrece un número de participantes a los países emergentes que no tienen una cultura deportiva muy desarrollada con el objetivo de alentarlos a participar.

Cuando se abrieron las inscripciones el joven Eric se presentó para atletismo pero los cupos estaban llenos, así que se le ofreció natación y él aceptó, luego comenzó su entrenamiento autodidacta.

La noche previa a la competencia no podía dormir así que alquiló un VHS y unas cintas olímpicas donde aprendió algunas cosas más sobre la natación.

Una sorpresa para todos los espectadores

En la primera prueba de clasificación Eric competía junto a otros dos participantes, pero terminó nadando solo porque sus contrincantes se tiraron al agua antes de tiempo y fueron descalificados.

Según sus propias palabras, la piscina era demasiado grande para él y al llegar al otro extremo nadando de perrito ya se sentía muy cansado y nervioso. Los demás competidores y entrenadores lo miran expectantes, sin comprender por qué no se apegaba al estilo que le correspondía.

Hoy en día Moussambani tiene 42 años y tiene a su cargo el equipo que competirá en Tokio 2021, desde luego, recibió instrucción profesional luego de su debut y gracias a él ahora hay dos piscinas olímpicas en su país.