fbpx

Biografía de Franziska van Almsick

Franziska van Almsick es una nadadora retirada plusmarquista que nació en la capital de Alemania (Berlín), el 5 de abril de 1978, en Alemania es conocida como “Franzi” como un apodo de cariño, empezó en el mundo de la natación a los cinco años y ganó múltiples medallas internacionalmente, dejando huellas y logrando ser hoy en día un ícono de la natación femenina.

A la edad de siete años ya competía y conseguía excelentes clasificaciones en los campeonatos infantiles de Alemania, cuando cumplió once años logró ganar nueve medallas en los juegos escolares juveniles de Alemania del Este.

En el año 1991 ganó la medalla de plata en los 200 metros libres, en unos campeonatos celebrados en su país, ahí fue cuando se supo el nombre de Franziska van Almsick.

Durante la Copa del Mundo en Mallorca en el año 1992 se coronó como campeona, obteniendo la medalla de oro en los 100 metros libres, lo que la llevó a clasificar para los Juegos Olímpicos que se celebraron ese mismo año.

Por otra parte, en el mismo año, obtuvo el título alemán de los 200 metros libres y los 100 metros mariposa, su dedicación y deseos de triunfar eran inalcanzables en ese entonces.

Su salto a la fama deportiva internacional fue en los Juegos Olímpicos del año 1992, donde con tan solo catorce años sorprendió a todos los espectadores ganando dos medallas de plata en los 200 metros libres y relevos 4×100 estilos y dos medallas de bronce en los 100 metros libres y relevos 4×100 metros libres.

Para el año 1993, fue elegida como nadadora femenina del año por la revista Swimming World, sin duda alguna la carrera de natación de Franziska se dirigía en la dirección que ella esperaba y para la cual tanto entrenaba.

En ese mismo año, logró obtener tres plusmarcas mundiales en la Copa del Mundo de piscina corta de Shanghái y Pekín, consiguiendo así cada vez más admiración y respeto por quienes seguían el deporte.

Franziska, siguiendo con su carrera tan exitosa, logró batir récord en los 200 metros libres en el Mundial de Roma en el año 1994, ganando una medalla de oro, dos de plata y dos de bronce.

Para el año 1995 en los Campeonatos Europeos de Viena, Franziska obtuvo cinco medallas de oro y una de plata, suponiendo un gran año para ella, lo que no ocurrió en el año siguiente, ya que en los Juegos Olímpicos de 1996 no logró alcanzar los objetivos planteados.

Años más tarde, en la prueba predilecta de los 200 metros libres donde era la favorita para ganar, sólo logro obtener dos medallas de plata y una de bronce.

Franziska seguía en pie, participó en los Juegos Olímpicos de Sydney en el año 2000 donde se llevó a casa la medalla de bronce por los 200 metros libres.

Ya para los Juegos Olímpicos de Atenas en el año 2004, Franziska decide retirarse, obteniendo su última medalla olímpica de bronce en los 4×100 estilos.

Tenía 26 años cuando se retiró del mundo de las competencias de natación, poco tiempo después se convirtió en comentarista para la ARD, una cadena deportiva donde comentó los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012.

Tiene dos libros de su autoría, uno para niños y el otro es su autobiografía, donde cuenta a detalle como logró llegar tan lejos y que la hizo dejar atrás la natación.