fbpx

 Biografía de Kristin Otto

Kristin Otto, nadadora olímpica de élite mundial quien es recordada por ser considerada una leyenda para la natación femenina. Nació en la antigua República Democrática Alemana, el 7 de febrero de 1966.

Otto pertenecía a un grupo selecto de nadadoras de su nación quienes eran insuperables años antes en las competencias de natación, las llamaban “Las walkirias”.

Empezó en el mundo de la natación a la edad de doce años cuando ingresó a una de las mejores academias deportivas en ese entonces. Su madre ejercía la fisioterapia y su padre se dedicada a dictar clases de física.

Kristin era una persona que llamaba la atención en cualquier lugar que llegara, ya que su estatura y complexión eran prominentes para una mujer, 1.85m de estatura la hacían una aspirante ideal para la grandeza en el mundo de la natación.

Esta walkiria se caracterizaba por dar todo de sí misma en cada entrenamiento y competencia, anhelaba con ser una de las mejores y ponía todo su esfuerzo para lograrlo, en la academia a la que asistía le exigían que fuera la mejor y esto trajo consecuencias.

La lesión que casi termina con la carrera de Kristin Otto

Kristin llegó a escribir en su diario lo exigente que era la academia de élite a la que pertenecía ella y varios atletas que se entrenaban para ser profesionales.

Sus entrenamientos incluían levantamiento de pesas, isometría, largas horas de estudio y muchísimas horas dentro de la piscina.

Tanto tiempo de entrenamiento y poco descanso hicieron que Kristin empezara a sufrir de extremos dolores de espalda, el médico le dijo que había sufrido unas fisuras en algunas vértebras.

SEOUL, NORTH KOREA – SEPTEMBER 25: Kristin Otto of East Germany waves to the fans from the podium 25 September 1988 in Seoul after winning the 50m freestyle final, her sixth gold medal of the Olympics Games, clocking a new Olympic record of 25.49 sec. (Photo credit should read BRIAN SMITH/AFP/Getty Images)

Esta lesión provocó que tuviera que llevar puesto un collarín por nueve meses, mientras que sus dolores empeoraban, ese momento para ella fue angustiante y depresivo, pues lo que ella quería era estar en una piscina demostrando todo de lo que era capaz.

Los médicos le aconsejaron que dejara la natación atrás, pero ella no hizo caso y tiempo después, aunque siguiera sufriendo de dolores de espalda, decidió volver al nado y cambió su estilo a crol, el cual era el que más le permitía movilizarse.

La fama deportiva de Kristin Otto

La primera aparición victoriosa de Kristin fue en el año 1982 en los Campeonatos del Mundo, con tan solo dieciséis años se llevó a casa 3 medallas de oro dejando sorprendidos a todos.

17 Sep 1988: Kristin Otto of East Germany punches the air after winning the 100 Metres Freestyle event at the 1988 Olympic Games in Seoul, South Korea. Mandatory Credit: Tony Duffy/Allsport

Para los Campeonatos de Europa en 1983 también logró brillar, ganó 2 medallas de oro y una de plata.

La carrera de esta walkiria iba en ascenso, pero para los Juegos Olímpicos de 1984, fue una de las victimas del boicot que le estaban realizando a los países del Este, motivo por el cual no logró asistir, ella era una de las favoritas para arrasar con el oro.

En los Campeonatos del Mundo de 1986, Kristin también dio mucho de qué hablar, obtuvo 4 medallas de oro y 2 de plata, su éxito era inminente.

Pero, el logro más grande de esta atleta fue en Seúl en 1988, cuando hizo lo que ninguna femenina en la natación había logrado en ese entonces, se coronó con seis medallas de oro en las seis pruebas en las que participó, una hazaña nunca antes vista.

El escándalo del dopaje que implicó a Kristin Otto

Luego de una carrera más que exitosa, Kristin decidió retirarse luego de ganar sus últimas dos medallas de oro en Bonn en 1989, empezó a estudiar Educación Física y realizó trabajos como comentarista de deportes en la televisión.

A finales de los 90, salieron a la luz noticias de que en el instituto de élite del que ella era parte, dopaban a los atletas sin su consentimiento, pero ella siempre dio negativo a dichas pruebas.

Indignada por los comentarios, ella sólo dijo que todo lo que había logrado era gracias a su esfuerzo, dedicación y trabajo duro.

Ver video resumen de Kristin Otto: