fbpx

César Cielo

César Augusto Cielo Filho, es un atleta de natación brasileño nacido en el estado de São Paulo el 10 de enero de 1987, es especialista en los 50 y 100 metros libres, siendo así su rasgo especial las pruebas de velocidad.

Hijo de un pediatra y profesor de educación física, su madre le enseñó a nadar a muy temprana edad y tiempo después empezó a entrenar en varios clubes pequeños de la ciudad.

Es considerado hoy día la estrella máxima de la natación en Brasil.

Fue amigo en la infancia de André Schultz, otro nadador brasileño reconocido, también entrenó bajo la tutela de la leyenda de natación brasileña, Gustavo Borges.

El padre de César Cielo y André Schultz se encargaron de promover el deporte de la natación en la ciudad donde vivían, crearon competencias donde los niños tenían la oportunidad de viajar nacionalmente.

A los 9 años de edad César sabía con mucha claridad lo que quería ser en la vida, constantemente se encontraba estudiando los videos de las competencias de su ídolo en ese entonces, Alexander Popov, en los Juegos Olímpicos de 1996.

Los logros de César Cielo

César es uno de los atletas más aclamados y queridos de toda Sudamérica actualmente.

En los Juegos de Pekín en el 2008 ganó el primer oro olímpico de natación para su país en los 50 metros libres, también se llevó a casa el bronce en los 100 metros.

Para él, la mejor carrera de su vida fue la que lo llevó a ganar esa preciada medalla dorada, algo con lo que todo atleta olímpico sueña.

Por otra parte, es el actual poseedor de los récords en los 50 metros y 100 metros libres desde el año 2009, considerándose a sí mismo como un atleta de élite.

Se coronó también cuatro veces campeón mundial en su especialidad, los 50 y 100 metros libres.

En total, la magnifica carrera de César Cielo está compuesta por 20 medallas de oro, 4 de plata y 7 de bronce.

Datos curiosos sobre César Cielo

Su medalla favorita es la de bronce de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, para él, esa medalla fue la que lo llenó de confianza y elevó su espíritu para poder conseguir más.

La carrera que recuerda con más cariño es la de los Campeonatos Mundiales de Barcelona 2013 porque se había recuperado de una cirugía y tuvo que pasar por momentos muy difíciles para volver a competir.

Luego de no clasificar para Río 2016, César estuvo a punto de dejar la natación atrás.

Desde pequeño ha sido una persona extremadamente competitiva y nunca le ha gustado perder, se ha considerado a sí mismo en varias ocasiones como “mal perdedor”.

Siempre ha sido una persona muy noble, recientemente dio algunos consejos a niños nadadores sobre la importancia de la dedicación, el esfuerzo, la concentración y el espíritu de competitividad, los cuales, para él, fueron los valores que lo impulsaron a llegar lejos.

De no haber sido nadador, sería jugador profesional de voleibol.

El escándalo del dopaje de César Cielo

En mayo del año 2011, Cielo dio positivo para furosemida, el cual es un diurético prohibido para los deportistas, ya que permite ocultar el consumo de otras sustancias.

El alegó que esta sustancia venia de un suplemento alimenticio nutricional que consumía.

La Confederación Brasileña de Deportes Acuáticos le dio solo una amonestación y el Tribunal de Arbitraje para el Deporte decidió no suspenderlo, dejándolo ir solo con una advertencia.

Actualmente César Cielo tiene 33 años y ha dicho en algunas entrevistas de que ve el retiro muy cerca, pero, que aún no ha decidido cuando lo anunciará oficialmente.