fbpx

Felipe «El Tibio» Muñoz Kapamas

Felipe Muñoz Kapamas, es un ex nadador y político mexicano que nació el 3 de febrero de 1951, durante su trayectoria como nadador fue apodado como “Tibio” o “El tibio” ya que su padre es oriundo de Aguascalientes y su madre proviene de Río Frío, ubicado en Puebla.

Empezó a nadar a la edad de doce años, en una piscina que medía apenas 18 metros, al pasar el tiempo a “Tibio” ya no le resultaba practicar en esa piscina, así que empezó a entrenar en una de 50 metros que quedaba en la Unidad Independencia.

Tiempo después, empezó a tener conflictos en dicha unidad por lo cual fue expulsado y tuvo que buscar otro sitio donde entrenar.

Felipe decía que quería servir de inspiración para todos los mexicanos, desde pequeño jugaba en la piscina a que era galardonado con una medalla de oro, tiempo después sus sueños se hicieron realidad.

Cuando México logró ser sede de los Juegos Olímpicos, “Tibio” tenía apenas once años y desde entonces se dedicó a entrenar fuertemente para poder clasificar en ellos.

En el año 1966 fue convocado para formar parte de la selección nacional de natación.

El logro más grande de Felipe “El tibio” Muñoz Kapamas

En México “Tibio” es sumamente querido y recordado como el mejor atleta de natación del país.

En los Juegos Olímpicos de 1968, a la corta edad de diecisiete años, sorprendió al país y al mundo venciendo al favorito en ese entonces, el ruso Vladimir Kosinsky, tan solo faltando 25 metros de la meta.

“Tibio” terminó la prueba con un tiempo de 2:28.07, ganando así el oro olímpico en los 200 metros pecho, cuando salió de la piscina fue recibido por una gran fanaticada mexicana, quienes lo alzaron en hombros celebrando ese gran logro para el país.

En 1971 en los Juegos Panamericanos de Cali, se llevó a casa una medalla de plata y otra de bronce en los 200 metros pecho.

¿Cuál fue la motivación de El Tibio Muñoz?

Su entrenador, Ronald Johnson, fue quién llevó a Felipe al éxito rotundo.

“Tibio” llegó a decir en algunas entrevistas que su entrenador era quien los motivaba a cada momento del día, mientras entrenaban y hasta mientras comían, Ronal Jonhson se dedicaba a sus atletas al cien por ciento y su mayor sueño era que ganarán la tan deseada medalla dorada olímpica.

El entrenador Jonhson y Felipe se encargaban de estudiar muy bien a cada competidor, esta fue una de las técnicas claves que lo llevó a triunfar increíblemente en aquellos recordados Juegos Olímpicos, ya que sabían que el favorito para ganar, el ruso Kosinsky, siempre empezaba las pruebas a gran velocidad, de esta forma “Tibio” supo que tenía que dejarlo ir al comienzo y guardar toda su fuerza para el final.

La carrera de el Tibio luego de la victoria

Le otorgaron una beca para estudiar en la Universidad de Texas, donde se graduó como Licenciado en Comunicación, trabajó unos años en la televisión estadounidense y tiempo después volvió a su país.

En México fue nombrado jefe de la selección nacional para los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996.

Algunos años después fue nombrado jefe del comité olímpico entre el período del 2000 y 2005.

Inició una carrera en la política siendo diputado federal del Partido Revolucionario Institucional.

Felipe fue incluido en el Salón de la Fama Internacional de la Natación, uno de los mayores reconocimientos que puede recibir un atleta durante su carrera.