fbpx

Cate Campbell: La campeona olímpica que  usa un traje de baño de la Mujer Maravilla

La nadadora nacida en África, pero representante de Australia, ganadora de 3 medallas de oro olímpicas, Cate Campbell confesó que cuando necesita darse ánimo se lanza a la piscina luciendo un traje de baño de la Mujer Maravilla.

Con 29 años de edad la nadadora ya había participado en 4 citas olímpicas logrando  incluir su nombre en el ranking de las mejores del mundo.

Cate Campbell dorada en Londres, Río y Tokio

Una novata Cate Campbell debutó en juegos olímpicos en Pekín. Logró llegar a la final de los 50 metros estilo libre consiguiendo su primera medalla olímpica de bronce.

El equipo australiano  que participó en el relevo 4×100 estilo libre también llevó a casa una medalla de bronce.

Cuatro años más de  preparación, algunos campeonatos mundiales de fogueo y otras competencias, fueron el preámbulo para su participación en las olimpiadas de Londres 2012.

Cate Campbell ayudó a su equipo a conseguir medalla de oro en el relevo 4×100 estilo libre en esa edición olímpica. En las siguientes dos citas olímpicas el equipo y Campbell revalidaron su supremacía en el relevo libre.

En Tokio 2020 además se quedó con la  medalla de bronce en el evento de 100 metros estilo libre.

Su amuleto no le falla cuando el ánimo cae

La disciplina y el talento de Cate Campbell no están en duda, sin embargo ha revelado que se desanima con mucha facilidad.

“Con frecuencia busco motivación. Mantenerme centrada en mis objetivos se puede tornar difícil, pero a veces lo resuelvo usando mi amuleto. Un traje de baño de la Mujer Maravilla, eso nunca ha fallado”, dijo Campbell.

Familia olímpica

Cate Campbell nación en 1992, dos años más tarde vino al mundo su hermano Bronte Campbell.  Ambas se enamoraron de la natación a corta edad.

Actualmente las hermanas Campbell forman parte del laureado  equipo australiano de natación, con múltiples triunfos.

Estas hermanas, originarías de África, comenzaron a nadar juntas en el lago Malawi. Se trata del tercer lago más grande de  la nación y el noveno más grande del mundo.

Cate Campbell y su hermana Bronte desafiaban todos los días las aguas peligrosas, llenas de cocodrilos  e hipopótamos del lago Malawi, solo por el gusto de nadar.