fbpx

La natación deportiva: tipos y beneficios

 

La natación deportiva es una disciplina que se realiza en un ambiente acuático. Consiste en el movimiento simultáneo de brazos y piernas permitiendo que la persona se desplace de manera horizontal bajo el agua.

Es considerada como una actividad deportiva desde el siglo XIX, con la creación de la Sociedad Nacional de Natación en Londres aproximadamente en el año 1837.

La natación deportiva está regulada por la Federación Internacional de Natación, pero en cada país existen diferentes federaciones que son los entes rectores de esta actividad y no solo se encargan de regir el deporte de la natación, sino también cada uno de los deportes acuáticos.

 

Tipos de natación deportiva

Solo existe un tipo de natación, pero en sí, se divide en cuatro estilos: crol, mariposa, espalda y braza.

Estilo Crol

Es el estilo más popular en las competiciones y es el primero que se enseña. Consiste en colocarse boca abajo en el agua y dar brazadas de manera consecutiva en compás a un número variable de patadas.

Mariposa

Es el estilo de nado más complejo por la cantidad de movimientos que se deben de realizar, las patadas simulan el movimiento de la aleta de los delfines y las brazadas se realizan de manera abierta.

Espalda

Es totalmente igual al estilo crol pero de espalda, flotando con el cuerpo boca arriba y moviendo los brazos como un molino hacia detrás.

Braza

En este estilo el nadador se ubica boca abajo y realiza movimientos simultáneos de brazos y piernas, es el estilo de nado más lento en comparación con los demás.

 

Beneficios de la natación

Para nadie es un secreto la cantidad de beneficios que trae consigo la práctica de la natación, pero para que tomes el impulso que te hace falta para empezar a practicar la natación deportiva, te enumeramos algunos de los beneficios más importantes:

  1. Permite trabajar diferentes músculos del cuerpo y todos al mismo tiempo, permitiendo de esta forma tonificarlos.
  2. Mejora el sistema cardiovascular, entrena al corazón para bombear de manera más eficiente la sangre.
  3. Aumenta la capacidad pulmonar, permitiendo que la sangre llegue más oxigenada a todo el cuerpo.
  4. Ayuda a mejorar la concentración y la coordinación.
  5. Reduce los niveles de estrés, ya que, el agua tiene el efecto de relajador natural.

Por eso y muchos otros beneficios más es que practicar natación deportiva es la mejor opción a la hora de elegir el deporte para empezar a ejercitarse.