fbpx

Estos son algunos de los 3 nadadores más destacados de oriente:

La mayoría de países cuentan con deportistas destacados que han llevado a su nación el orgullo de portar una medalla de oro, plata o bronce y además, esas personas sirven de inspiración para los jóvenes que comienzan en la disciplina.

Algunos deportistas que participan en las Olimpiadas y demás juegos internacionales han establecido récords y cambiado los esquemas que predominaban en su país, como los personajes que te presentamos a continuación.

1.- Ye Shiwen

Conocida en China como la “Sirena Oriental”, esta chica de tan solo 16 años se ha convertido en una de las nadadoras más famosas del país al conseguir dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Londres.

Su victoria la obtuvo en las pruebas de 200 y 400 metros de estilo libre, además, logró batir un récord mundial en la natación femenina con un tiempo de 4:28,43. Según los registros de la competición los últimos 50 metros de nado los recorrió en tan solo 28,93 segundos.

2.- Farida Osman

Farida Osman es una nadadora de Egipto que en un principio destacó por ser la única participante de este país y del continente africano, en clasificar para los juegos de Londres 2012 y de Río 2016.

En su propio país ha recibido varias medallas en los Juegos de África y estableció nuevos récords africanos en el estilo de mariposa y libre en el Campeonato Mundial FINA 2017.

Para muchas mujeres de Egipto, Osman se considera todo un modelo a seguir, de hecho, ella misma está consciente de la imagen que representa para la población femenina y ha declarado que se esfuerza en ser la primera en todo con el objetivo de abrir un camino para el resto de chicas de su país.

3.- Yoshiyuki Tsuruta

Yoshiyuki Tsuruta, fue un ex trabajador ferroviario que llevó al país nipón la primera medalla de oro en natación en el año 1928. Su participación victoriosa fue en los 200 metros estilo de pecho y además, logró batir al poseedor del récord del mundo Erich Rademacher, de Alemania, por poco más de dos segundos.

Japón ya había enviado a nadadores a los Juegos Olímpicos con anterioridad pero ninguno había logrado superar las eliminatorias, al parecer su técnica no era tan buena a pesar de tener una notoria disciplina.

Cuatro años después de su primera medalla, Tsuruta volvió a los Juegos Olímpicos para defender su corona y se convirtió en el primer japonés en conseguir dos oros consecutivos.

En honor a su esfuerzo, se nombró a  Yoshiyuki Tsuruta director de la Liga Japonesa de Natación y director de la escuela de natación de Ehime, además, entró en el Salón de la Fama Internacional de natación (ISHF) en 1968.

Estos nadadores tienen en común una cualidad muy poderosa: la disciplina. Han alcanzado récords mundiales y han llevado orgullo a su país gracias a su dedicación y esfuerzo.