fbpx

Kyle Chalmers: Nadador Australiano que estimula a denunciar el racismo

Kyle Chalmers es un campeón olímpico que se especializa en piscinas de velocidad estilo libre y mariposa. Es originario de Australia y ha destacado en competencias internacionales, pero además utiliza su imagen para estimular al mundo a denunciar el racismo.

Hasta el 2021 el joven atleta había participado en dos justas olímpicas. En la cita deportiva del 2016, escenificada en Río, logra la medalla de oro en la prueba de 100 metros estilo libre.

Kyle Chalmers llegó a Tokio 2020 con 23 años de edad sin poder revalidar su título olímpico. El joven se quedó con la medalla de plata en la misma competencia detrás del Norteamericano Caeleb Dressel, quien paró el reloj 0.06 segundos antes.

Kyle Chalmers y su trayectoria de triunfos y lesiones

Kyle Chalmers ha tenido una vida deportiva bastante versátil. Inició siguiendo los pasos de su padre, un ex jugador de fútbol en Australia. Pero, pronto se decantaría por una de las tantas disciplinas que practicó durante su infancia, eligió  la natación.

En el año 2015 el joven australiano tuvo una increíble temporada en las piscinas, actuación que le mereció un importante contrato con la reconocida marca deportiva Adidas.

Kyle Chalmers fue el principal protagonista del campeonato nacional de Australia. Pasó a la historia por destruir el récord, de piscinas de 100 metros estilo libre, para la edad en su país.

Detuvo el reloj cuando marcaba 48:89, un tiempo que además lo convirtió en el nadador más joven en Australia en lograr esa hazaña. Su actuación en ese campeonato le aseguró un lugar en el equipo nacional del campeonato del mundo.

Cirugías post y pre olimpiadas

Unos meses después de ganar su medalla de oro en las olimpiadas de Río 2016, Kyle Chalmers anunció que se separaría un poco de las piscinas.

Entre otras cosas, porque se sometería a una cirugía para tratar su taquicardia supraventricular.

En el año 2017, tras una operación exitosa volvió con fuerza y determinación a su rutina de preparación con miras a Tokio 2020.

Justo antes de la cita olímpica, pospuesta por la pandemia, Kyle Chalmers fue sometido a una nueva intervención quirúrgica, esta vez para reparar una lesión en su hombro.

 Enough is enough

Kyle Chalmers en pleno confinamiento post Tokio, lazó una campaña a la cual llamó Enough is Enough. Se trata de un llamado a denunciar el racismo.

El joven atleta busca inspirar con su imagen para educar a los australianos e iniciar un debate respecto al tema del racismo.

«Muchos aborígenes e isleños del Estrecho de Torres intentan ponerse de pie y educarse, pero deberíamos ser nosotros», dijo en un video  invitando a denunciar.