fbpx

 Noé Ponti: Destacado nadador de la  nueva generación

El nadador Suizo, Noé Ponti conoce las piscinas desde los 3 años de edad. Desde entonces ha construido una hermosa relación con la natación que lo ha llevado a un tercer lugar en sus primeros juegos olímpicos.

Apenas comenzando  su carrera,  ya sumaba triunfos significativos. Desde los 6 años de edad, cuando logró su primer gran éxito en piscinas cortas.

Noé Ponti detuvo  el reloj en 49:42 siendo el competidor  más joven en conseguir ese tiempo en piscina de 50 metro, estilo mariposa.

Noé Ponti y su historia de amor con el agua

El nadador olímpico nació en la localidad de Locarno, Suiza en junio del 2001. En una entrevista explicó  que su relación con las piscinas inició desde muy pequeño.

Tenía apenas 3 años de edad cuando comenzó a nadar, sin el apoyo de flotadores. Incluso desde entonces ya mostraba un estilo muy particular nadando, algo que los expertos describían cómo un golpe de mariposa muy personal.

A lo largo de su  vida y a través de su preparación como  atleta de élite, siempre ha buscado tener contacto con el agua. Noé Ponti asegura que disfruta el elemento no solo al entrenar, también en sus momentos de esparcimiento.

Actuación destacada previó a la justa olímpica

La actuación del nadador suizo previo a la justa olímpica de Tokio 2020 fue más que destacada. En el año 2019 el joven Noé Ponti se coronó como el campeón de Europa, en la disciplina compitiendo en  piscina de 50 metros, estilo mariposa.

Con miras a Tokio 2020 logró clasificarse para participar en los eventos de 100 y 200 metros en su estilo, también para competir en equipo en las pruebas de relevo 4X100 y 4X200 libres.

Tokio 2020 de consagración

Noé Ponti llegó a la justa deportiva del 2020 con solo 19 años de edad. Su nombre se colaba entre los favoritos para llevar medalla y no decepcionó.

En el evento semifinal de 100 metros mariposa rompió el récord de su país, parando el reloj en 50:60. Un tiempo que le valió su clasificación a la final con el tercer mejor tiempo para la categoría.

Ponti terminó tercero con un asombroso tiempo de 50:74. Una medalla de bronce para Suiza con sabor a oro, lograda por una figura en acceso con un futuro dorado muy prometedor.