fbpx

Biografía Sarah Sjöström

 

Si te gusta el estilo mariposa estarás de acuerdo en el alto nivel de complejidad que exige esta modalidad. Para muchos nadadores, desde principiantes hasta avanzados, la dificultad en su ejecución es precisamente el mayor estímulo para intentarlo. 

Esto fue lo que le ocurrió a Sarah Sjöström, poseedora del récord mundial en 50 m y 100 m estilo mariposa. Conoce un poco más de esta plusmarquista sueca, quien en las Olimpiadas de Río 2016 obtuvo el oro en esta prueba.

Trayectoria de Sarah Sjöström 

El nadar mariposa ha sido popularizado por figuras como Michael Phelps desde las Olimpiadas de Pekín 2008 y Londres 2012. Entre las nadadoras femeninas más prominentes en esta modalidad está Sjöström, quien también se destaca en crol. 

Sarah Fredrika Sjöström es una nadadora profesional sueca. Nació en Salem, Estocolmo, el 17 de agosto de 1993. Posee récords mundiales y ha estado presente en tres olimpiadas (Pekín 2008, Londres 2012 ​ y Río de Janeiro 2016).

En Río fue la estrella de los 100 metros mariposa. En el Europeo de natación celebrado en Glasgow (2018) se convirtió en la primera mujer en ganar las pruebas de 50 y 100 mariposa y 50 y 100 libre en una misma competencia. 

Es denominada la “reina de la velocidad” y en su país es toda una celebridad y una figura de referencia para las nuevas generaciones.

Inicios y técnica para nadar

Sjöström comenzó en la natación con 9 años, después de practicar balonmano y fútbol. Entró por curiosidad a las piscinas, siguiendo a su mejor amiga de la escuela. 

No le gustaba para nada el frío del agua, le costó acostumbrarse a las gafas de nado y solía esconderse en las duchas hasta que la buscaran ¿Te has sentido así alguna vez?

En el caso de ella, decidió superar este bloqueo inicial y fue cuando comenzó su rápido ascenso. Ganó campeonatos en su país y en el extranjero, en la categoría junior. 

En 2008, con apenas 14 años, obtuvo el oro en los 100m mariposa en el Europeo de Natación en Eindhoven. Sobre este triunfo, la nadadora explicó que la ayudó mucho el hecho de llegar sin presión y con cero expectativas en su mente.  

Su técnica aprovecha sus 1,82 m de altura y una elasticidad increíble en el agua. Su cuerpo parece esculpido para la natación. Se lo debe a sus 10 sesiones de nado a la semana, ejercitación en gimnasio y escaladas.

Además del oro en estilo mariposa en Río 2016, ganó plata en 200 m libre y bronce en 100 m libre.

En el Campeonato Mundial de 2019 en Corea, obtuvo plata en mariposa en los 100m. Actualmente es embajadora de la Ong Project Playground, una organización que ayuda a mejorar las oportunidades deportivas de niños y jóvenes.