fbpx

La edad media en  nadadores olímpicos

La edad en los deportes es un tema de discusión muy frecuente y para algunos se convierte en una barrera difícil de saltar, mientras que para otros no representa más que una simple referencia.

Normalmente se piensa que la juventud es un atributo codiciable que te da muchas ventajas físicas y si bien esto puede ser cierto, la ejecución de la técnica se perfecciona con el paso del tiempo.

Veamos a continuación un análisis de cuál es la edad promedio de los nadadores olímpicos actuales y revisemos en la historia la edad de quienes han resultado medallistas con el fin de descubrir qué tan determinante puede llegar a ser la edad en un nadador.

Edad promedio de los nadadores olímpicos según expertos

Según el análisis de diversos expertos del deporte, la mejor edad con la que un competidor puede sobrellevar las exigencias físicas de la natación y ejecutar de manera adecuada la técnica sin perder velocidad es diferente para cada género.

En los hombres esta edad se sitúa entre los 22 y 25 años, mientras que en las mujeres entre los 18 y 22. En esta etapa de la vida muchos nadadores han alcanzado una condición física plena que les permite ser veloces y prolijos en su movimiento debido a que llevan varios años de práctica.

Otras disciplinas deportivas también tienen un rango de edad similar al de la natación y es común ver que la mayoría de los competidores comienzan la década de los 20, por lo que aquellos que ya pasan los 30 se les conoce como “veteranos”, aun si son muy jóvenes para ser considerados adultos mayores.

La edad no es un impedimento para ser medallista

No estar entre los 18 y los 25 años no debería convertirse en un impedimento para que los nadadores preparados participen en los Juegos Olímpicos si así lo desean, existen excepciones de medallistas muy jóvenes y adultos.

Un ejemplo de esto es Kyoko Iwasaki, que llevó a Japón una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1992 cuando ella apenas tenía catorce años de edad. Su victoria fue escandalosa pues se convirtió en la nadadora más joven en llegar en un tiempo tan corto.

En contra posición, Dara Torres se convirtió en la medallista de oro de más edad en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, cuando contaba con 41 años.

Luego del éxito de estas dos competidoras, hombres y mujeres de diversas edades y contemporáneos con ellas han clasificado y alcanzado oro, plata y bronce en la disciplina, demostrando que no hay un límite para un gran deportista.