fbpx

Historia y técnica del estilo pecho

 

El estilo pecho o braza es uno de los cuatro estilos que existe en la natación, junto con el estilo mariposa, son los últimos en ser enseñados a los deportistas principiantes por su gran complejidad.

Este estilo de natación se caracteriza por su técnica, respecto a los demás estilos, el de braza es el menos tradicional, ya que, combina movimientos que no tienen parecido alguno con los demás estilos de la natación.

 

Historia del estilo pecho

El estilo de pecho se considera junto con el estilo crol los más antiguos, la historia de la natación se encuentra plasmada en libros como la Biblia y la Odisea de Homero.

Se cree que solo las personas de poder y elite en la antigua Roma y Grecia podían practicar la natación y el estilo de pecho era el favorito implementado por los guerreros de la época, porque permitía colocar el escudo en la espalda y trasladarse con facilidad en el agua enemiga.

Se estima que este estilo se practica de manera formal desde el siglo XIX y la primera competencia que se registró fue en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896.

En la actualidad, el inglés Adam Peaty tiene los récords mundiales en este estilo tanto en distancia de 50 metros como 100 metros y la americana Lilly King es la más rápida en esta modalidad.

 

Técnica del estilo pecho de natación

La técnica de este tipo de estilo se divide en varios pasos:

 

Acción de piernas o patada

El movimiento de las piernas es muy característico, se retraen las piernas al mismo tiempo hacia adelante flexionando las rodillas y después se estiran vigorosamente.

 

Acción de brazos

En comparación con los demás estilos las brazadas son brazadas a medias porque no sé terminar de realizar la brazada completa.

 

Respiración

En cada brazada los nadadores tienen que sacar la cabeza y allí que se respira.

 

Salida

La salida es sobre una plataforma estirando el cuerpo uniendo las manos y lanzándose al agua, ya dentro del agua la posición cambia.

Un dato curioso es que, en algunos países, este estilo de natación también es llamado “nado de ranita o de rana”, por la similitud del movimiento de las piernas con el movimiento que realiza las patas de la rana a la hora de nadar.

Este será siempre uno de los estilos más demandantes y emocionantes de presenciar en los campeonatos.