fbpx

La natación para bebés y sus beneficios

La natación para bebés es una técnica utilizada para ayudar al desarrollo físico, psicológico y afectivo de los bebés, no trata de hacer que el bebé aprenda a nadar inmediatamente ya que en ese momento de su vida aún no está preparado, en vez de eso lo apoya a desenvolver sus habilidades en el agua lo más temprano posible.

El término más apropiado de referirse a la natación para bebés es matronatación, que significa la exposición de los bebés una vez cumplidos los 4 meses de vida, al agua para que aprendan poco a poco habilidades como flotar y moverse dentro de ella con la ayuda de sus padres.

Se dice que es una estimulación afectiva por el vínculo que se crea entre el bebé y los padres cuando están sumergidos en el agua.

Diversos fisioterapeutas alrededor del mundo recomiendan realizar la matronatación, ya que se ha demostrado mediante estudios científicos que poner en práctica las destrezas de los pequeños en el agua, beneficia de manera muy significativa tanto al bebé como a los padres.

Teniendo en cuenta que la edad recomendada para que los niños empiecen a aprender a nadar es a los 4 años, la matronatación es recomendable empezarla a partir de los 4 meses de vida, ya que para ese momento el sistema inmunológico del bebé se ha desarrollado y así se evitan enfermedades no deseadas.

De igual manera, la matronatación siempre debe ser aceptada primeramente por el pediatra del bebé y debe ser realizada bajo la estricta supervisión del monitor especialista.

Beneficios

Fortalece el sistema inmune y cardio-respiratorio, ya que estar expuesto a medios desconocidos ayuda a la creación de anticuerpos, así mismo, fortalece el corazón y la fuerza que ejercen los pulmones.

Ayuda al bebé a relajarse y logra que se duerma más rápido.

Incrementa el coeficiente intelectual del bebé, gracias a que logran desarrollar una mayor percepción sobre el medio que los rodea, estimula la creatividad y los ayuda a ser más observadores.

La matronatación ayuda al desarrollo de la coordinación motriz, ya que el agua les da una mayor libertad para moverse.

  • Facilita la flexibilidad de los músculos y las articulaciones.
  • Ayuda al incremento de la confianza del bebé, hacia sus padres y su entorno.
  • Evita la aparición de enfermedades como obesidad, diabetes y asma.

Consejos para iniciar la matronatación

  1. Es recomendable que el bebé pierda el miedo al agua, debido a que esto podría ocasionar problemas en un futuro, es por esto que la natación para bebés es una técnica que cada vez más padres se animan a intentar con sus pequeños.
  2. Se sugiere que la temperatura del agua esté aproximadamente en unos 30° grados centígrados.
  3. Se deben realizar como mínimo cuatro sesiones de matronatación seguidas para que el bebé pueda acostumbrarse al agua y no sienta que siempre es su primera vez.
  4. Las prácticas de matronatación no deben interferir con el horario de sueño o alimentación del bebé.
  5. Es necesario colocarle un pañal especial antifugas para natación para evitar accidentes.
  6. Las tablas, las pelotas, los flotadores y los aros son los instrumentos que se recomiendan utilizar en el agua para la diversión y entretenimiento de los pequeños.
  7. Sin duda alguna, la matronatación es una experiencia enriquecedora para ti y tu bebé, con el debido seguimiento del pediatra esta actividad se convertirá en la favorita de tu pequeño.