fbpx

¿Los nadadores retirados tienden a ganar peso?  

Hay quienes practican la natación para perder peso. Y en realidad es cierto, este deporte deveras ayuda a estilizar la figura si se es constante con los entrenamientos.

Esto nos lleva a preguntarnos qué sucede si un día abandonamos la práctica ¿Qué ocurre con los nadadores retirados? ¿Se gana peso? ¿O se puede controlar el aumento de kilos? Esto es lo que te contaremos en las siguientes líneas.

Máquina de quemar calorías

La natación no solo mejora tu resistencia. También tus brazos y piernas se hacen más fuertes, se fortalece tu caja torácica y tu espalda. Si ya llevas tiempo practicando el deporte de las brazadas, habrás notado que después de esforzarte mucho en tu clase de nado terminas con muchísima hambre. 

Ya el nadador profesional y campeón olímpico Michael Phelps confesó una vez que para prepararse para las olimpiadas de Río y resistir los entrenamientos, su dieta incluía varias hamburguesas diarias. 

Esto a fin de alcanzar las 12.000 calorías que necesitaba cada día para mantenerse con energía. Tamaña dieta es el equivalente a unos 5 a 6 kilos de comida cada 24 horas. 

Su confesión puso a muchos nadadores a intentar también esta hazaña alimenticia, aunque algunos terminaron ganando más peso y lograron el efecto contrario: engordaron o se volvieron más lentos.

Hamburguesas vs rehidratación

Así que realmente sí quemas muchas calorías haciendo natación, aunque no por ello debes adoptar a la ligera la dieta que siguió Phelps. Si bien a todos nos gustan las hamburguesas, y nos encantaría devorarlas más seguido, lo cierto es que cada nadador tiene una condición personal. Esta condición depende mucho de su entrenamiento, edad, estilo, biometría, peso, etc. 

Technique feature: Open water feeding. Jim Barber, Steve Munatones

La Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo (Journal of Clinic Endocrinology & Metabolism) encontró que el 40% de las personas que sienten mucha hambre en realidad están deshidratadas, más aún si hacen ejercicios demandantes.

Para quienes hacen natación, esta sed puede ser más severa y llevar a la denominada “hambre del nadador” o hambre oculta, lo cual puede llevar al cuerpo a acostumbrarse a comer de más. 

Al nadar, la temperatura del cuerpo cambia por efecto de la ósmosis, lo que puede llevar a perder hasta dos kilos de agua en un entrenamiento simple de dos horas.  

Tomar agua de coco, sales minerales, un jugo con un poco de sal o mucha agua mineral puede ayudar a reducir esta sed, la ansiedad y a comer mejor, sin arriesgarte a ganar más peso del que debes.

 

¿Los nadadores retirados ganan más peso?

Todo lo anterior nos lleva al punto focal de este artículo. Para responder a esta interrogante debemos revisar las kilocalorías que gastan los nadadores promedio. Ya no estamos hablando de Phelps, sino de nadadores comunes como tú y como yo, entre amateurs, principiantes, intermedios o muy avanzados. Incluso, aquellos retirados.

Cuando practicamos natación, las necesidades energéticas de nuestro organismo se elevan. Por ello es importante mantener una alimentación que vaya en función de cubrir los requerimientos de energía que demanda la actividad desempeñada. 

Esta demanda de calorías debe readecuarse una vez que el nadador abandona su entrenamiento.

Kilocalorías y alimentación

Los requerimientos de energía del nadador deben ser compensados a través de la alimentación. Investigadores como Jang, Jone y Leitch y Trappe, al medir el consumo de energía durante la natación, establecieron que:

  • En los entrenamientos intensos de 3 horas por día, durante 5 a 6 días por semana, se pueden quemar 600 Kcal por hora nadando. 
  • Los nadadores gastan de 2622 a 3028 Kcal/d si nadan distancias de hasta 3,3 Km/d.
  • Para los nadadores de élite que hacen 9,0 Km/d, el consumo energético ronda las 4667 Kcal/d. 
  • Entrenar entre 30 minutos a 3 horas por día implica consumir 2500 Kcal/día. 

Según estos expertos, se recomienda realizar cuatro a seis comidas pequeñas diarias, además de las comidas principales, en caso de entrenar dos veces por día.

En este sentido, un nadador retirado terminará ganando más peso si no reajusta su dieta al parar los entrenamientos. No olvides que el “hambre del nadador” puede generar ansiedad y llevar a comer más calorías vacías.