fbpx

El indicador PAI y como puede ayudarme en mi entrenamiento

Los relojes inteligentes buscan ser un accesorio útil y en el mundo del deporte también se utilizan como una herramienta para medir tu salud. Por esto se creó el PAI, que es una medida que te indica cuál es tu condición física.

Antes de empezar a utilizar esta opción en tu reloj inteligente, debes saber que se trata de una orientación, no de un dictamen totalmente certero y definitivo.

Además, la condición física se mantiene con la constancia y la regularidad, si hoy tienes un buen índice, deberás trabajar para mantenerlo, de lo contrario lo perderás.

¿Qué es el PAI?

El valor PAI no es más que un indicador personal de tu actividad fisiológica, es decir, por medio de distintos factores determina que tan saludable estás en estos momentos en términos de condición física y te indica si es necesario mejorar.

La palabra “PAI” en realidad es el acrónimo en inglés de Personal Activity Intelligence y funciona por medio de un algoritmo muy eficiente y sensible a los cambios corporales.

Para determinar este índice el algoritmo utiliza datos como la frecuencia cardíaca, tu peso, altura, género e índice de masa corporal, así que podríamos decir que se trata de un análisis personalizado.

¿Qué significa su escala?

El valor de PAI fluctúa entre 0 y 125. Lo ideal sería alcanzar siempre un valor de 100 o superior a este, lo que indicaría que tienes una buena condición física.

No todas las personas que hacen la prueba obtienen este puntaje, pero esto no quiere decir que no estén saludables.

Un PAI de 50 también es una buena señal, ya que según los creadores, una persona con este valor estaría disfrutando de un 60% de los beneficios de hacer actividad física.

El valor que te arroja el PAI se basa en la actividad física realizada en una semana, así que cada semana  tendrás un resultado distinto, que se deberá a tus esfuerzos diarios.

¿Por qué es útil el PAI?

Fue desarrollado recogiendo datos de un estudio de salud que se realizó por más de 25 años e involucró a más de 45.000 de varios países, entre ellos, Estados Unidos.

El PAI igual o superior a 100  se ha asociado con una reducción del 21% del riesgo de muerte temprana y con un 30% menos de riesgo de muerte por problemas cardiovasculares en comparación con aquellas personas sedentarias.

En términos generales, contar con este valor y ejercitarte lo suficiente para mantenerlo, puede aumentar tu expectativa de vida entre 5 y 10 años.

Recuerda que el PAI es una medida orientativa y que hay otros factores que pueden influir en tu condición física, por ejemplo, tu estado de salud. Si cuentas con una enfermedad crónica difícilmente podrás hacer las mismas horas de ejercicio que una persona saludable.